El Sol como no ha sido visto en 15 años

m&m, Vientos Nocturnos

Llamarada Solar

Han sido 3 las eyecciones de masa coronal las que han disparado las alarmas por las posibles consecuencias que estas podían traer a la Tierra.

El martes 9 de agosto, se detectó una llamarada de X6.9 de intensidad, más fuerte que en 15 años y que la del pasado febrero (X2.2).

Los satélites que detectaron la llamarada (SDO y GOES, el segundo perteneciente a NOAA) coinciden en que “se trata del mayor evento de este tipo registrado por ahora en este ciclo solar y también el más fuerte desde la gran llamarada de 2003.”

La NASA a comunicado que probablemente en los próximos días, puede haber problemas en las comunicaciones por radio, y aseguran que no parará ahí y que la Tierra corrió una gran suerte, ya que la llamarada no apuntaba dierctamente hacia nosotros.

Algunos os preguntaréis que es una llamarada solar, pues bien, una llamarada solar es una explosión más bien grande producida en la superficie solar y lanzan energía y partículas que viajan por el espacio a miles de km/s y golpean a los planetas del Sistema Solar.

Pero como dijimos antes, esto nova a acabar ahí. Lo peor llegará rondando el año 2013, en su máxima actividad en el ciclo actual (un ciclo solar dura 11 años) lo que causaría más llamaradas y que algunas de estas pudiesen se proyectadas contra la Tierra.

Estas llamaradas se clasifican en 4 categorías, A, B, C, M y X. Las tres primeras categorías, A, B y C, no causan daños en la Tierra; la cuarta categoría, M, puede producir cortes en las comunicaciones y dañar a los astronautas; la última, X, son las más fuertes. Estas son las mayores explosiones que se producen en el Sistema Solar y pueden alcanzar varias decenas de veces el tamaño de la Tierra, liberando una energía que equivale a miles de millones de bombas de hidrógeno

A cada letra le sigue un número del 1 al 9. Las llamaradas X9 serían las más fuertes, pero se han dado casos en los que se han registrado llamaradas de X28 en el año 2003, que llegaron a colapsar la capacidad de los sensores que observaban el Sol en ese momento. Cuando estas llamaradas apuntan a la Tierra, afecta a redes de comunicaciones, centráles eléctricas y satélites.

Los 5 y 6 de diciembre del 2006, tenemos un ejemplo de los estragos de estas llamaradas, que inutilizaron las transmisiones de una parte de la red de satélites de GPS.

Anuncios

~ por m&m en 13 agosto, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: